Hábitos para tener una familia saludable

La familia cumple un rol fundamental en la sociedad y es esencial inculcar hábitos saludables, enseñar con el ejemplo y que desde pequeños los niños puedan adoptar estos hábitos a ser adultos. 

Son hábitos que repercutirán en el bienestar físico y emocional de los hijos a lo largo de la vida, la familia es el mejor y más efectivo entorno del aprendizaje para los niños y adolescentes, está comprobado que los niños que incorporan hábitos saludables podrán aplicarlos el resto de sus vidas. 

Hábitos para tener una familia saludable

Hábitos que se deben fomentar en familia 

Para tener una vida sana a nivel físico y emocional, los hábitos son imprescindibles y entre ellos se pueden mencionar los siguientes: 

Lograr una alimentación equilibrada: la alimentación es la base para gozar de buena salud, por ende es necesario consumir frutas y verduras para obtener los nutrientes que necesita nuestro organismo. 

Tomar agua regularmente: el 70% del cuerpo humano está compuesto por agua, por lo tanto es indispensable mantenerse bien hidratados, beber agua o diferentes juegos es mucho más sano que abusar de bebidas artificiales o con un elevado contenido de azúcar, estos componentes pueden afectar severamente la salud. 

Practicar ejercicios habitualmente: hay estudios que demuestran que más del 30% de los niños tienen sobrepeso, por ende es necesario practicar una actividad física de forma habitual y son buenas acciones para su desarrollo físico y mental. 

La higiene: son muchas las enfermedades que se pueden evitar en la familia si se tiene una higiene adecuada, lavarse las manos al llegar a casa, antes de comer y luego de salir del baño, es indispensable, así como una correcta limpieza bucodental, lavar los alimentos, son hábitos sencillos para inculcar en familia y tener buena salud. 

Descansar: dormir las horas necesarias es indispensable para todos los miembros de la familia, así se recuperan del desgaste diario y gozar de bienestar general si duermen las horas adecuadas. 

Alejarse de hábitos nocivos: entre ellos están el alcohol y el tabaco, son hábitos que algunas familias tienen y los niños adoptan desde muy jóvenes, lo que puede tener consecuencias negativas para su salud en el futuro. 

¿Cómo integrar hábitos saludables en casa?

Educar a los niños de forma saludable es indispensable y debe realizarse durante toda la infancia y la adolescencia, los padres deben dar el ejemplo para fomentar hábitos sólidos en sus hijos. 

Es necesario que los niños vean estas acciones para poder incorporarlas en sus rutinas diarias, no es necesario forzarlo, el fin de estos hábitos es que los integran en su día a día de forma natural e incluso puede inculcarse de forma divertida. 

Son muchas las actividades que se pueden incorporar como una alimentación sana, se puede realizar en familia una comida al día o algún menú para hacerlos conscientes de que hay que comer sanamente y con sabor. 

Asimismo, cuando son adolescentes se les deben asignar tareas que los hagan responsabilizarse por sus actividades diarias, los niños se sentirán estimulados, hacerlo de forma positiva será mejor para ellos. 

Finalmente, es importante que inculquemos hábitos de responsabilidad y seguridad en el hogar, una buena opción es tener un duplicado de llaves cerca de mi de la casa y que todos conozcan su paradero para usar ese juego de llaves en caso de que sea necesario.