Tiempo de calidad en familia

Muchas personas dan atención a diferentes aspectos de su entorno, por ejemplo es comprensible que estemos atentos e interesados en nuestra actividad laboral pues de allí obtenemos los recursos tan necesarios para desempeñarse en este tiempo.

El aspecto de la seguridad es otro que preocupa a muchos y con razón pues todos somos propensos a sufrir en algún momento de algún tipo de robo, y como recomendando los cerrajeros de experiencia hay que estar bien preparados.

Estas cosas es digno de encomio el que podamos prestarles mucha atención, pero que bueno sería que nos esforcemos por incluir entre nuestras prioridades dar tiempo de calidad a nuestras familias.

En general existe la queja de que muchas veces las personas que llevan un ritmo de vida ocupado, dedican muy poco tiempo a la familia, este es un aspecto al cual debemos de dar atención porque en algún momento nos afectara.

Atención a las necesidades del cónyuge

Muchas veces se prioriza la atención de las necesidades físicas por encima de otras, y aunque es importante cubrir las necesidades de alimentos y ropa  hay otras necesidades que también deben ser reconocidas y atendidas .

¿A que necesidades nos referimos? A las necesidades emocionales, cuando hablamos de necesidades emocionales hay un enorme campo en que podemos desarrollar el tema.

Sin duda las relaciones sexuales son parte fundamental de una vida familiar estable y se debe entender que hay que buscar el tiempo para que estas constituyan una fuente de disfrute, placer y que no se caiga en la rutina.

Esto pudiera ocurrir con facilidad si hay hijos en la relación, por eso él periódicamente tomar un tiempo para salir y estar juntos en un ambiente distinto al del hogar puede ser lo que la pareja necesita para disfrutar de buenos momentos.

También es bueno tener momentos donde pueda favorecerse a la buena comunicación haciendo actividades que tal vez no involucren tanta tecnología, juegos de mesa, paseos juntos y otras actividades que salgan de lo rutinario.

Su usted es hombre, es preciso que trate de hacer algo que para muchos es muy difícil y es expresar sus sentimientos, por eso, adquiera la costumbre de decir:” Te quiero” “Estas linda» y expresiones de ese tipo que reflejen sus sentimientos.

Muchos caen en el error de pensar y decir: “Ella sabe que me importa”, puede que si, pero la mujer siente la necesidad de escuchar de esas palabras de parte de su esposo, lo mismo ocurre en caso contrario.

Atención a las necesidades de los hijos

Los hijos también tienen necesidades particulares de que les mostremos y manifestamos ese amor en todo momento, tanto el tiempo como la calidad de esos momentos son importantes.

Las actividades recreativas como familia no deben ser la excepcionales, se pueden planificar cosas sencillas que permitan una franca comunicación entre padres e hijos, eso crea un vínculo de confianza pues los consideraran también sus amigos.

Cuando damos atención a las necesidades físicas y emocionales de nuestra familia podemos sentirnos más satisfechos y ese es un beneficio por el que bien vale la pena trabajar.