El asesinato de Anna y Olivia, un crimen que conmociona a toda España

Recientemente se ha descubierto un crimen que es visto como algo espantoso, ya que se trata de un asesinato de dos niñas, Ana y Olivia, una de un año y a la otra de seis, un crimen cometido, según las investigaciones, por su propio padre.

Y es que el asesinato de niñas pequeñas siempre será un impacto muy grande para nuestra sociedad pero el que el autor de este sea su propio padres, lo hace aun mas espeluznante, una situación que ha causado indignación en España y en todos los lugres en donde la noticia ha llegado y que ha hecho que grupos feministas se pronuncien  en contra de los feminicidios.

Un hecho que causa mucho dolor

Nadie puede prevenir hechos como esto, es por tal razón que muchas personas se plantean la pregunta de que si saben quienes son en realidad sus parejas, ya que muchos viven con el enemigo, y no lo saben.

Y es que muchas personas buscan protegerse de los daños que puedan causarles personas que viven fuera de casa, de los ladrones, por ello buscan proteger sus bienes con la ayuda de los cerrajeros Sants, con los mejores elementos de seguridad.

Pero muchas veces pasa que aunque tengas la mejor de las protecciones en casa, que tus cerrajeros instalen buenos elementos de seguridad y te sientas seguro en casa, muchas veces, el peligro está dentro de casa, y ahí no hay nada que el mejor elemento de seguridad pueda hacer.

Para causar el mayor dolor inimaginable a su ex pareja

Tomás Gimeno, señalado como el hombre que asesinó a sus dos hijas, era en apariencia un padre amoroso, se encargaba de dejar a sus hijas en el colegio, y precia tener un comportamiento normal, aunque sus amigos dicen que era un hombre que le gustaba mucho la velocidad, tenia autos de lujo, ya que pertenecía a una familia acomodada de Sata Cruz de Tenerife.

Todo comienzo a ir mal, cuando la pareja de Gimeno se separó de él durante la pandemia y se fue de la casa que compartían, junto con sus dos hijas, y la ira de peste hombre pareció encenderse porque su ex pareja parecía rehacer su vida con otro hombre.

Según las averiguaciones del caso, Gimeno de manera premeditada, pero según las investigaciones sin mucho tiempo de planeación del hecho, asesinó a sus dos hijas en su casa y luego las envolvió en toallas y las metió en bolsas de deporte, tomo un auto, luego de algunas paradas y luego tomo su bote y llegó a un sitio profundo donde lanzó sus cuerpos.

No se sabe nada de este hombre

Lo último que se sabe de este hombre es que tomo un bote, hizo algunas llamadas y le decía a su ex pareja que no volvería ver a sus hijas, sin embargo, desde la desaparición de las niñas el 27 de abril y d su posterior desaparición, nada se sabe de ellos, solo que se encontró el cuerpo de Olivia hace pocos días, después de 44 días desaparecida, flotando en el mar y se trabaja para conseguir el cuerpo de Ana y eventualmente de su padre.