Seguridad en el hogar

La seguridad en el hogar siempre ha sido un punto fundamental y delicado de tratar, es uno de los espacios vitales de todo ser humano donde existen los vínculos personales e íntimos, ya que contiene a nuestros seres queridos y lo que más se busca proteger los bienes.

Hoy en día los sistemas anti-intrusión, en dispositivos y elementos que prevenga de sufrir de vandalismo, robos, entre otros percances del exterior.

También se debe tomar en cuenta las amenazas que provienen del interior que ponen en riesgo las personas, infraestructuras y bienes durante la ausencia de los que allí habitan.

Antes de planificar la seguridad en la vivienda es necesario conocer lo que se quiere proteger, lo que está expuesto, en riesgo, amenaza, tanto en la parte interna como externa, las medidas y sistemas a implementar para cambiar la seguridad.

Planificando la seguridad en el hogar

Se debe tomar en cuenta las condiciones de la vivienda, continente y su contenido y adaptar las siguientes consideraciones a la realidad de cada hogar.

Se debe realizar un análisis de los hábitos y estilo de vida, los horarios, entradas y salidas del inmueble.

La mayoría de las intrusiones y allanamientos se producen mientras los habitantes están ausentes, por unos días o unas horas, los accidentes domésticos ocurren en el momento menos esperado.

La importancia de la planificación

Lo primordial es planificar lo que se quiere proteger en el hogar:

La seguridad personal: Se debe garantizar la integridad física de los habitantes y los visitantes, que puede recibir del exterior como los peligros que pueden tener las instalaciones y suministros.

Infraestructuras: la integridad de la estructura de la vivienda es un asunto de prioridad, ya que al existir una fuga o escape de gas, agua, entre otros suministros no solo pone en riesgo a las personas sino a los bienes tambien.

Bienes y objetos de valor: Este es mayormente el motivo por el que el hogar se encuentra expuesto a los asaltos e intrusiones.

Ausencias cotidianas

Estas son horas o minutos que mantiene al asaltante atento, se debe asegurar los cierres de acceso a la vivienda, disimular las ausencias, evitar comentar los habitos que se tiene para evitar intrusiones no deseadas.

Ausencias de término medio

Al salir de casa se debe saber si se volverá en pocas horas, al cabo de unos días y semanas, ya que cada caso presenta riesgos específicos que se deben afrontar de diferentes maneras.

Ausencias prolongadas

Las vacaciones, estancias en lugares alejados de la residencia son oportunidades únicas para los asaltantes, no se debe dar información del paradero, contar con la supervisión de alguien de confianza para que visite el inmueble de vez en cuando.

La seguridad es un tema primordial para las personas que posean bienes y objetos de valor, por lo cual, cada vez que el propietario sale de su inmueble quiere que este protegido y para ello un cerrajero es el indicado.

Este se encarga de realizar una inspección para dar a conocer las fortalezas y debilidades del inmueble.