¿Por qué nos hemos convertido en personas tan radicales?

Basta con visitar las redes sociales para darnos cuenta como cuando una persona decide publicar algún pensamiento, fotografía o video, tienen comentarios, muchos a favor, y otros tantos en contra, y es que al parecer todo lo que hacemos o decimos, siempre hará alguien que le buscará la vuelta para criticarnos.

Y no se trata de algo que hacen los demás también hacemos eso, nos hemos convertido en radicalistas, personas con pensamientos muy polarizados, incapaces de ver que también hay tonos de grises y que no todo debe ser blanco o negro.

Hay que hallar el lado bueno a todas las cosas

Más allá de que se tenga una actitud positiva ante la vida, sabemos que hay situaciones que nos sobrepasan, como es el caos del covid-19, no queremos enfermarnos, no queremos sufrir, no queremos morir, quisiéramos tener todo controlado, pero sabemos que esto no lo podemos hacer y nos frustramos.

Y muchas veces esa frustración la pagamos con los demás, y no está bien, hay cosas de las que no somos responsables, otras de las que si, como es el caso de la seguridad de nuestros bienes, de llamar a los cerrajeros Manresa para que no ayuden con ella.

Es muy importante ocuparnos de las cosas que podemos controlar, y de las que no, aceptarlas, porque no podemos hacer nada al respecto, pero hay cosas de las que sí, y no lo hacemos, por ejemplo, cuanta gente ha sido víctima de robo en estos tiempos por no haber llamado a tiempo a los cerrajeros para que les ayudarán a proteger su hogar.

Una situación que nos afecta

Aunque pienses que no, hay situaciones que nos están afectando, que nos preocupan, y es que no se trata solo de las redes sociales, también estamos así en todos los ambientes, con nuestras familias y con nuestros compañeros de trabajo, parece que si no adoptamos cierta posición ante algunos hechos puntales, entonces nos cancelan, y no solo de las redes, también de sus vidas.

Esto no debe ser, especialmente cuando ocurre entre familias, porque ahora mismos todos estamos muy tensos, y con tantas muertes y contagios, no estamos para estupideces, sino para las cosas importantes de la familia, y tener seres queridos a nuestro lado es una gran bendición.

Por ello debemos aprender a ser más tolerantes con los demás, saber que hay gente que la está pasando muy mal y ayudarles en lo que se pueda, se trata de ser empáticos, de buscar soluciones y no buscar mas problemas y conflictos.

Explotamos fácilmente

Muchos sicólogos nos dicen que la situación que están experimentando muchas personas, en donde se descargan en redes sociales, y también con sus familiares, radica en el hecho en que no son capaces de drenar sus emociones, esto es producto de angustias, de tristezas, de miedos de estrés, todo esto lo produce la pandemia, y está bien exteriorizarlo, pero también hay que saber controlarnos.