Japón declara la guerra al disquete y muchos se preguntan ¿qué es un disquete?

Japón declara la guerra al disquete y muchos se preguntan ¿qué es un disquete?

Que Japón es un país conservador es una afirmación que no pilla a nadie por sorpresa. Puede que Japón sea el hogar de algunos de los mayores gigantes tecnológicos del mundo, pero los japoneses siempre han tenido afinidad por la tecnología más antigua.

En este contexto, no extraña que muchos trámites administrativos en Japón aún requieran un disquete, en una época donde la mayoría de los menores de 30 años no saben qué es un disquete ni dónde hacer duplicados de llave.

Décadas después de que estos discos magnéticos quedaran obsoletos (y desaparecieran de casi todo el mundo), el Ministerio de Asuntos Digitales de Japón ha anunciado que finalmente eliminará los disquetes y otras tecnologías obsoletas, en un intento de modernizar su burocracia.

Japón declara la guerra al disquete y muchos se preguntan ¿qué es un disquete?

Una burocracia resistente al cambio

En 2019, el ministro de ciberseguridad del país, Yoshitaka Sakurada admitió públicamente que nunca había utilizado un ordenador en su vida.

Más recientemente un comité del gobierno japonés estableció que 1900 trámites administrativos obligan a utilizar dispositivos de almacenamiento específicos, como el disquete, el CD y el MiniDisc.

En una rueda de prensa celebrada esta semana, el ministro japonés de Asuntos Digitales, Taro Kono, ha dicho que trabaja para trasladar los procedimientos administrativos a internet. “El ministro digital declara la guerra a los disquetes”, tuiteó en inglés a finales de agosto pasado.

Desde 2021, cuando Kono era ministro de Reforma Administrativa, ha manifestado su desprecio por el anticuado fax, un elemento fijo en muchas oficinas gubernamentales japonesas. También por el sello hanko, un sello oficial que se utiliza para firmar contratos y documentos.

Así que ha ordenado a los ministerios que dejen de exigir el hanko para varios documentos, como los ajustes fiscales de fin de año y las declaraciones de la renta. Sin embargo, tanto los sellos hanko como el fax siguen utilizándose en muchas oficinas gubernamentales de Japón.

Pero primero, ¿qué son los disquetes?

Utilizado popularmente entre las décadas de 1970 y 1990, los disquetes son un dispositivo de almacenamiento extraíble utilizado para guardar datos y programas informáticos.

Si no has utilizado uno, seguro que has visto uno en la esquina superior izquierda de un documento de Microsoft Word, donde un pequeño disquete hace las veces de botón de guardar.

Este disco, desarrollado por primera vez por IBM, sólo puede almacenar unos 800 KB de datos, lo que equivale a unos 0,0008 GB. Para ponerlo en perspectiva, hoy se pueden encontrar discos duros con un almacenamiento de hasta 20 TB (20.000 GB).

Los primeros disquetes medían unas 8 pulgadas y eran difíciles de almacenar, ya que se ensuciaban con mucha facilidad. Para solucionar el problema, un equipo de IBM desarrolló disquetes más pequeños, que medían entre 3,5 y 5,5 pulgadas.

Cuando se introdujo en la década de 1970, el disquete se consideró un gran avance tecnológico. Pero con la introducción de los CDs, los pendrives y, finalmente, la nube, los disquetes se volvieron redundantes en la mayor parte del mundo. En 2011, dejó de fabricarse todo tipo de disquetes.

¿Japón dejará de usar tecnología obsoleta?

El ministro de Asuntos Digitales dijo que el gobierno cambiaría sus regulaciones para que la gente pudiera utilizar los servicios en línea en lugar de tecnología obsoleta. “Revisaremos estas prácticas rápidamente”, dijo Kono durante una conferencia de prensa.

Sin embargo, Kono se ha enfrentado a la tremenda oposición de varios funcionarios del gobierno, que han dicho que el disquete ofrece un grado de seguridad y autenticidad que un correo electrónico no puede ofrecer.