Beneficios de jugar con tus hijos

Para muchos la infancia es una etapa única que solo se vive una vez, con el pasar de los años los momentos que se comparten en familia quedan en el recuerdo, cuando jugabas un partido de futbol o voleibol, cartas, entre otros, con tus padres.

El disfrutar de los juegos en familia (padres, hermanos y primos) son recuerdos de la infancia, que nunca se olvidan, aportan beneficios para el desarrollo físico y emocional desde que son bebes.

Aprenden a través de nuestro ejemplo

Durante la infancia, los padres son el referente principal para los hijos y su modelo a seguir, imitan a los padres en todo momento, por eso, estos siempre deben dar el ejemplo.

Esta oportunidad se les debe enseñar a jugar limpio, respetar los otros participantes en el juego, seguir las normas y sobre todo a ganar con honradez y saber perder.

Se fortalece el vínculo entre padres e hijos: Cualquier actividad o juego que los padres realizan con los hijos, servirá para fortalecer diversos vínculos, mejorar las relaciones y la confianza.

Mediante el juego ambos demuestran sentimientos, emociones, se genera una comunicación entre los participantes, permitiendo que se conozcan mejor, entender y aceptar los sentimientos de los demás.

Se generan endorfinas: Los juegos en familia siempre son divertidos y relajantes, es necesario para todos reír, sentirse bien, disfrutar del ambiente y mejorar el estado de ánimo, gracias a las endorfinas (hormonas de la felicidad), la cual el organismo segrega ante emociones placenteras.

Durante los juegos el organismo segrega dopamina, que potencia la imaginación y el aprendizaje.

Aprenden mientras juegan: Los niños aprenden desde que son bebes, exploran, experimentan cosas nuevas, descubren, solucionan problemas de forma imaginaria y lúdica.

Existen tres cualidades, como entusiasmo, perseverancia, curiosidad, que permiten que desarrollen y mejoren las habilidades sociales (cooperación, resolución de conflictos, negociación).

El juego nos descubre sus habilidades: Para los padres es fundamental que estén atentos a la hora de jugar con los niños, ya que estos se muestran tal y como son, permitiendo conocer sus virtudes, habilidades, limitaciones, aptitudes, entre otros.

Si juegan los padres con los hijos, permitirá conocer los gustos de todos los integrantes de la familia.

Se fomenta su autoestima: Cuando se juega con los niños, estos perciben que son importantes, que el tiempo que se les dedica es exclusivo y el disfrutar con ellos permite que estos fortalezcan su autoestima.

Durante un juego, se les puede ayudar con frases positivas y motivadoras para que nunca dejen de superarse y que mejoren en la jugada, felicitarlos y estar orgulloso de los resultados y lo bien que jugaron.

Control emocional: Consiste en expresar y regular las propias emociones, esto permite comprender las emociones de otros y a su vez que los demás comprendan las nuestras.

Consejos para promover el juego en familia

Los padres debido a sus actividades diarias como el trabajo (mecánico, cerrajero, maestro, medico, entre otros) los quehaceres, entre otros, piensan que es muy poco el tiempo que pueden dedicar a jugar con los hijos.

Pero muchas veces para estos no es necesario jugar por horas, tener juegos sofisticas, por ejemplo: los juegos de adivinanzas, teatrillo, aportan momentos divertidos y juntos.

Disfrutar de las oportunidades y ratitos que tiene el día es bueno para jugar, realizar actividades cotidianas como ir de compras, preparar la comida, son momentos para disfrutar en familia.